8 razones por las que NO deberías crear un blog [con infografía]

Recomendaciones para no tener que abandonar tu blog a medio camino

Si estás leyendo este artículo, intuyo que por tu cabeza está rondando la idea de crear tu propio blog, o tal vez necesitas crear un blog de empresa.

No te cansas de verlo recomendado en Internet, y eres consciente de todo lo positivo que te puede llegar a aportar, sin embargo, todavía no lo tienes del todo claro.

Crear y mantener un blog no es fácil, pero tampoco imposible.

Por poder puedes crear tu blog ahora mismo, es más, yo soy la primera en recomendártelo, pero antes de empezar a formar parte de los millones de blogs que existen actualmente en Internet, es fundamental que respondas con sinceridad a estas dos preguntas clave:

 

  • ¿Por qué y para qué quieres crear un blog?
  • ¿Eres consciente y capaz de manejar todo el trabajo que requiere gestionar un blog, teniendo en cuenta tu situación actual?

 

Teniendo claras las respuestas a estas dos preguntas, y habiendo valorado las 8 razones por las que creo que no se debería crear un blog, estarás reduciendo el riesgo de abandono, fracaso o desmotivación una vez tengas el blog en funcionamiento.

 

La pérdida de motivación es algo que la mayoría de bloggers ha sufrido alguna vez.

Si eres uno de ellos o te preocupa encontrarte en esta situación en un futuro, te recomiendo que también le dediques unos minutos al estupendo artículo de Beatriz Peña ¿Para qué he creado este puñetero blog?, donde además de encontrar consejos para no abandonar, estoy segura de que te sentirás identificado o identificada con su reflexión y la de muchos de sus comentarios.

Un buen ejemplo de cómo mantener un blog no siempre es un camino de rosas.

 

Frase motivación para no rendirse

 

Y sin más preámbulos, aquí tienes algunos motivos por los que recomiendo dejar a un lado la idea de crear un blog o que al menos, te podrán ayudar a detectar una vez lanzado, la razón por la cual no estás obteniendo los resultados deseados.

 

8 razones por las que NO deberías crear un blog

 

1. Si lo haces porque otros lo dicen o hacen

 

No te abras un blog porque muchos lo hacen, te parece fácil o a tu vecino le ha cambiado la vida. Es lo peor que podrías hacer.

Porque le haya funcionado a otros no significa que vaya a funcionar contigo, y mucho menos si tus únicas motivaciones son “porque dicen que hay que hacerlo” o porque te has creado unas expectativas demasiado altas basadas en el éxito de otros.

Estos dos aspectos son unos claros indicios de desmotivación con el paso del tiempo.

Tu blog tiene que tener un propósito que te apasione.

Es cierto que un blog te puede aportar grandes beneficios y oportunidades, pero hay que estar dispuesto y saber lo que se hace, algo que requiere mucho trabajo, perseverancia y sobre todo pasión.

 

2. Si no vas a poder dedicarle el tiempo preciso

 

Tal y como comentaba en el punto anterior, un blog requiere de mucho trabajo y horas invertidas.

Un blog es mucho más que escribir y para muestra de ello, aquí tienes algunos ejemplos de todo lo que conlleva gestionar un blog:

  • Formarse y documentarse para aportar contenidos de valor.
  • Generar ideas constantemente, innovar.
  • Crear los textos, imágenes, vídeos, infografías, llamadas a la acción, infoproductos, eBooks,…
  • Crear newsletters, definir y aplicar técnicas de Email Marketing.
  • Crear, mantener e interactuar con tu comunidad. A través de los comentarios de tu propio blog o redes sociales.
  • Mantener activas tus redes sociales, y saber utilizarlas correctamente.
  • Mantenimiento técnico del blog.
  • Definir y aplicar técnicas de SEO, marketing, copywriting,…
  • Analizar tu trabajo y resultados obtenidos.
  • Superarte día a día, avanzar.

Voy a cortar aquí esta lista, ya que existen tareas para rato y todavía nos faltan seis puntos por valorar y tampoco es mi intención agobiarte. 😉

¿Tienes disponibilidad total para tu blog? ¿Puedes manejar todas estas tareas en tu tiempo libre? ¿Sabes organizarte y gestionar tu tiempo? Ya sabes, no es fácil pero si quieres puedes.

Valora bien este punto, porque si hay algo que vas a tener que invertir sí o sí en un blog, es tu tiempo.

 

Tareas blogger

Blogging

 

3. Si no tienes paciencia

 

Ningún proyecto de éxito se ha conseguido de un día para otro.

Un blog es una inversión a largo plazo, sólo en muy contadas ocasiones puede dar sus frutos a los pocos meses.

Es muy probable que tus objetivos tarden un poco más de tiempo y trabajo del que pensabas, por lo que tener paciencia es fundamental.

Algo que tienen en común todos los blogs de éxito, es el no haber abandonado a la primera de cambio.

Todos los blogs, grandes y pequeños, tienen sus más y sus menos. No hay que obsesionarse con los números y mucho menos compararse con otros.

¿Estarías dispuesto a dedicarle varios años a tu blog sin que se cumplan tus expectativas?

Tener paciencia y ser constante es fundamental para no abandonar.

 

4. Si no eres flexible

 

No todas las decisiones se toman antes de empezar un blog. Es necesario tener una actitud abierta a cualquier cambio o variación que debas hacer según las circunstancias y necesidades.

La mejor manera de crecer y avanzar es ir probando cosas nuevas día a día. No es bueno obsesionarse con la idea inicial, lo ideal es sentirse libre de modificar las ideas y objetivos a medida que el blog vaya progresando y tú adquiriendo más experiencia.

Cuidado si eres una persona de ideas fijas, y no sabes aceptar sugerencias o críticas.

“Mantente comprometido con tus decisiones, pero sé flexible con tu enfoque.”
Tom Robbins

 

5. Sin unos objetivos claros

 

¿Por qué y para qué quieres crear un blog? Es una pregunta simple pero indispensable saber contestar.

Marcarse unos objetivos a corto y largo plazo es necesario para poder analizar con criterio las decisiones que vayas tomando y sus consecuencias.

Hay que tener claro qué puedes aportar a los demás, cómo lo vas a hacer y qué esperas conseguir haciéndolo.

¿Qué camino vas a elegir si no sabes hacia dónde te diriges?

En el artículo ¿Por qué no se cumplen mis objetivos? te enseño a definir correctamente objetivos utilizando la técnica SMART.

 

6. Si no tienes la temática y lector ideal de tu blog bien definidos

 

A excepción de los “blogs hobby”, que tienen más libertad en el tipo de contenido que comparten, es preferible centrarse en una temática y grupo de personas determinado, para no marear al lector con temas que no tienen ninguna relación entre sí.

Es importante que la temática que elijas te atraiga y no la elijas porque es la más rentable o te parezca la más rápida y fácil para obtener lo que deseas.

Ya cuesta bastante escribir sobre algo que te apasiona, que tener que hacerlo de algo en lo que no tienes ni el más mínimo interés.

Si además no quieres perder lectores, por no tratarles y hablarles en el tono o manera adecuada, es imprescindible conocer al detalle quién es tu lector ideal y qué es lo que espera encontrar en tu blog.

Conoce a tu público objetivo creando un Mapa de empatía

Mapa de empatía

Por ejemplo, el trato y manera de comunicarte no será la misma en un blog de belleza, que en un blog para amantes del motor.

Conocer a tu lector ideal no sólo te ayudará a conectar mejor,  sino que también te facilitará la tarea de encontrar nuevas ideas sobre las que conversar en el blog.

Ya que definir correctamente a tus lectores implica conocer también sus necesidades e intereses, y de esta manera podrás aportar contenido útil adaptado a sus necesidades reales.

El tipo de contenido y forma de hablar no es igual si te diriges a principiantes que a expertos en una materia.

En el artículo Conoce a tu público objetivo creando un Mapa de empatía, te explico cómo y cuáles son las preguntas que debes responder para definir correctamente a tu lector ideal.

 

7. Sin una mínima planificación

 

En este punto no solo me refiero a crear un plan de contenidos o social media, no es obligatorio pero sí que es recomendable si quieres ser constante en tus publicaciones, obtener mayor visibilidad y mejores resultados.

Antes de crear un blog también es aconsejable tener preparados un mínimo de 3 a 5 artículos, además del texto para la página de presentación sobre ti y tu blog.

Preparando estos simples contenidos, empezarás a hacerte una idea de que escribir no es una tarea tan sencilla como pensabas, sobre todo si no tienes experiencia previa.

Este punto lo podrías considerar como una prueba de fuego antes de lanzarte a buscar hosting, nombre o temas para tu blog.

 

8. Si no vas a ser tú mismo

 

Y por último algo imprescindible, si no vas a ser tú mismo olvídate de empezar un blog.

Ninguna persona ha triunfado copiando a otros (que no es lo mismo que inspirándose).

La confianza cuesta mucho de ganar y muy poco de perder.

Los internautas y lectores potenciales de tu blog no están buscando que les cuentes lo que otros ya están haciendo de la misma manera, para eso ya les tienen a ellos.

Si te eligen a ti es por tu forma de ser, de escribir y por el valor que les aportas, independientemente del nivel de conocimientos o experiencia que tengas, etc.

Te están ofreciendo minutos de su tiempo a cambio de un mínimo de confianza que os permita conectar.

Es importante marcar la diferencia con un estilo propio, sin miedo a mostrar defectos o virtudes.

 

¿Qué puede pasar si fallo en alguno de los puntos anteriores?

 

Dos cosas que podrían suceder dependiendo de tu situación serían:

– Si quieres tener presencia online con un blog personal serio, profesional o de empresa, si fallas en alguno de los puntos anteriores, es muy probable que no cumplas tus expectativas, pierdas la motivación y acabes formando parte del elevado porcentaje de blogs que no llega a su primer año de vida.

– Si piensas tener un blog como hobby, un lugar de desahogo o donde compartir sin preocuparte de no llegar más allá de tus amigos, familiares y algún que otro lector ocasional, en este tipo de situaciones adelante, ¡ya estás tardando en abrir ese blog!

 

No todo tiene por que salir mal o bien, de ti depende tomar la mejor decisión y saber afrontar sus consecuencias.

Tal y como le dice Will Smith a su hijo en la película ‘En busca de la felicidad‘:

“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo, ¿vale? Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo ve a por ello y punto.”

 

Con este artículo no es mi intención desanimarte, sino todo lo contrario, espero que te sirva de ayuda para valorar y detectar posibles causas de fracaso o abandono en un blog, y así evitar que te encuentres en una situación similar en un futuro.

 

 

Puede que te hayas fijado que en ninguna de las ocho razones anteriores he nombrado la falta de experiencia, ya que no la considero un impedimento a la hora de crear un blog, nadie nace sabiendo y de todo se aprende. La mejor manera de aprender a hacer algo, es haciéndolo.

Los inicios nunca son fáciles, pero día a día y con la práctica todo mejora.

 

¿Todavía no te ves capaz de hacerlo? Lo ‘único’ que necesitas para empezar es tiempo y muchas ganas de aprender de los errores y aciertos de tu experiencia.

La actitud con la que afrontes tus retos influirá en los resultados.

 

Concluyendo, antes de precipitarte y acabar llevándote las manos a la cabeza, te recomiendo una vez más repasar bien estas 8 razones por las que no se debería crear un blog para que una vez valoradas, puedas decidir con mayor seguridad si realmente estás preparado para embarcarte en esta aventura, posponerla hasta tener más claros todos los puntos, o enfocar tus ganas de crear algo nuevo hacia otro tipo de proyectos más acordes a tu situación actual.

 

Resumen en forma de infografía:

Infografía: 8 razones por las que NO deberías crear un blog

 

¿Cuál es tu experiencia bloguera? ¿Estás de acuerdo con los puntos nombrados, añadirías o modificarías alguno? ¿Qué es lo que más te preocupa de lanzarte al mundo blogger? Puedes contármelo en los comentarios. 😉

 

Iconos: Fotolia

8 razones por las que NO deberías crear un blog [con infografía]
5 (100%) 3 votos

Etiquetas

5 comentarios

  • Hola Natalia!!!!
    Lo primero, darte las gracias por la mención. Ha sido una auténtica sorpresa y verdadero honor, de verdad!! Que happy estoy!!

    Me ha encantado el post, Nataly. Coincido con todos tus puntos. El mundo del blogging es maravilloso y a mí cada día me tiene más enganchada. Yo estoy disfrutando mucho de la experiencia, pero requiere sacrificios. Sarna con gusto no pica, pero al principio puede que te proporcione más disgustos que alegrías.

    Desde el principio tuve muy claro qué quería hacer y por qué, pero eso no significa que todo sea un camino de rosas.

    Creo que es importantísimo tener un objetivo. Si no sabes responder para qué vas a crear un blog, mejor que ni lo intentes. Estar por estar no te va a beneficiar en nada y lo más probable es que abandones el proyecto en cuanto se presenten los primeros problemas. Pero tan importante es fijar un objetivo como la forma en que vas a alcanzarlo. Hay mucha competencia y debes saber diferenciarte de alguna manera.

    Por otro lado, la inversión en tiempo es brutal. Cuando la gente me pregunta sobre ello, yo respondo lo mismo: ya no es el tiempo que dedicas a la creación de contenido (que es mucho), sino el tiempo que hay que invertir en responder a los compañeros que dejan comentarios, en moverlo por las RRSS… y para eso hay que tener mucha paciencia. Es como una planta que debes regar para que crezca.

    Para mí todos los puntos que has citado son como un puzzle en el que hay que encajar todas las piezas: de nada sirve tener el objetivo claro si no vas a poder dedicarle tiempo o tener concretada la temática si no vas a tener paciencia para obtener los resultados.

    ¿Aconsejaría a la gente que crease un blog? Sí, sin dudarlo. Pero antes le diría que se pasase por este post para que fuese consciente de todo lo que implica. A mí, desde luego, me compensa. Pero hay que mostrar la realidad tal y como es. La idea de que todo el mundo puede tener un blog está demasiado extendida. ¿Puede cualquiera crearlo? Hoy en día puede hacerlo hasta un niño de 10 años, no dudo de ello ¿Puede todo el mundo mantenerlo y seguir el ritmo? Ahí tengo serias dudas porque la gente suele huir de las responsabilidades.

    Genial post, Natalia. Me ha encantado. Un abrazote!!

    • Bea!!!

      Pedazo comentario!! Me has dejado un ‘minipost’ de regalo!! ;D

      Me alegro un montón que te haya gustado el artículo, porque al haber enlazado tu blog, estaba un poco preocupada por si no coincidíamos en esta forma, menos idílica, de hablar de un blog.

      Tu post me pareció perfecto por mostrar esa realidad que todo blogger ha sufrido, de una manera optimista e inspiradora.

      Por mi parte he querido destacar los puntos más delicados de crear un blog y que en la mayoría de los casos no solemos prestar la atención que deberíamos. Intentándolos plasmar de una manera realista y objetiva, pero que no llegaran a apagar esa ilusión por crear algo nuevo.

      Y como bien dices, poder valorar si nos compensa hacerlo a pesar que lo negativo, al menos al principio, supere a lo positivo.

      También me ha parecido genial lo que comentas del puzzle, que ninguno de estos puntos es más relevante que otro, sino que es necesario encajarlos entre sí para que tengan sentido. 🙂

      Una vez más, muchísimas gracias por pasarte y dejar estos excelentes aportes!!

      Un besazo!!

  • […] Una infografía con 8 razones por las que NO debieras crear un Blog. Vía […]

  • Hola Natalia!

    Genial el post. De verdad. Me parece que has elegido 8 puntos muy inteligentes para crear esta lista.

    La verdad es que me quedo con todos los puntos, pero quería remarcar sobre todo el de ser flexible, porque me parece que se menciona muy poco por ahí y es muy muy importante.

    Yo mismo dejé un proyecto para empezar otro que me llenaba más y que es con el que estoy ahora. Y aun así, con el que estoy ahora, ya he tenido que pivotar un poco para seguir mejorando.

    Y voy a decir más: creo que la flexibilidad debería ser parte de la definición de blog. Es posible que empieces tratando un tema muy básico y que enganches a una audiencia. Pero cuando esa audiencia mejore y aprendas cada vez más con lo que les explicas, poco a poco van a demandar conocimientos más avanzados para seguir evolucionando. Así que es muy probable que incluso sin cambiar de temática, sí que tengas que cambiar el enfoque con el paso del tiempo porque las necesidades de tus lectores van cambiando también.

    Un saludo y un placer haber descubierto tu blog 🙂

    • Hola Borja!

      Me alegro que te hayas fijado y destaques el punto de la flexibilidad, porque es un fallo muy común el aferrarnos a una idea inicial sin tener en cuenta que con el tiempo todo suele ir cambiando.

      Lo que hoy te parece interesante y útil para ti y tus lectores, puede que al ir ampliando tus conocimientos y experiencia descubras que no lo era tanto. Como bien dices, considero importantísima la capacidad de pivotar para poder seguir mejorando día a día, y no terminar abandonando o frustrándonos.

      Muchísimas gracias por pasarte y dejar tu opinión!

      Tu blog es uno de los que me gusta visitar para seguir aprendiendo sobre blogs! 😉

      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies