Motivos que te hacen abandonar un proyecto emprendedor antes de lo previsto [con infografía]

Motivos que te harán abandonar un proyecto emprendedor antes de lo previsto

Emprender un proyecto requiere de una cierta habilidad para tomar y asumir decisiones.

Durante todo el proceso de desarrollo y funcionamiento de un negocio, es normal que surjan imprevistos y cambios que te hacen replantear tus ideas y pasos realizados hasta el momento.

Algunos de los motivos más comunes, que pueden llegar a hacer peligrar la continuación de un proyecto, te los explico y doy consejos para evitarlos después de un par de apuntes a tener en cuenta.

La tasa de abandono o fracaso de un proyecto emprendedor es muy elevada.

Que un 90% de los emprendedores fracasen antes de los cuatro años no son datos muy esperanzadores, aún así no nos deberían desanimar o impedir que lo intentemos con ilusión, pero también con prudencia.

Antes de lanzarse o seguir avanzando en tan arriesgada aventura, es necesario estudiar detalladamente la situación, y valorar todas las opciones y posibles consecuencias que puedan surgir a partir de la decisión que vayas a tomar.

Si el resultado de continuar va a tener más contras que pros, lo mejor será olvidarlo y pasar a otra cosa.

“Cambia antes de que tengas que hacerlo.” – Jack Welch

Por muy doloroso que pueda parecer, es mejor saber frenar a tiempo, que continuar por un camino que te lleva directo a un precipicio, a pesar del tiempo, esfuerzo y dedicación que hayas invertido hasta llegar a este punto de inflexión.

Todos los conocimientos adquiridos, experiencias vividas, tanto buenas como malas, son pequeños escalones que te acercan a futuros éxitos, por lo que tu dedicación no habrá sido en vano.

Desprenderse en el momento adecuado te puede aportar beneficios a la larga que todavía no seas capaz de ver.

Existen varios factores clave de éxito o fracaso en un negocio ya en funcionamiento, pero también existen algunas alertas que se deberían tener en cuenta antes de lanzar un proyecto de manera definitiva. 

 

Cinco motivos por los que he visto abandonar un proyecto emprendedor + cinco consejos para que no te suceda lo mismo

 

1. Perder la ilusión

 

Si hay algo imprescindible en un emprendedor es la pasión e ilusión que siente por su proyecto.

A medida que se va desarrollando el proyecto, es habitual pasar por diferentes estados de ánimo o motivación, hay días en los que te quieres comer el mundo y otros en los que ni te levantarías de la cama.

Objetivos SMART

¿Por qué no se cumplen mis objetivos?

 

Hay que saber diferenciar si existe un motivo real por el que sentirse desilusionado y que justifique el haber perdido las ganas de seguir intentándolo, o si se trata de una situación pasajera que se puede solucionar con un cambio de rumbo o visión.

 

Consejo

 

Sin un mínimo de ilusión y pasión por la idea o proyecto, el fracaso está asegurado. Mantente motivado.

 

2. Demasiado tiempo planificando

 

Invertir demasiado tiempo en la planificación o desarrollo de un plan de empresa, puede provocar que vayas perdiendo la motivación y la ilusión que hablábamos en el punto anterior, o que nunca encuentres tu proyecto lo suficientemente ‘perfecto’ para ver la luz.

Es importante establecer unos objetivos SMART y saber gestionar el tiempo priorizando tareas.

Aunque un plan de empresa es necesario para tener la seguridad de que el proyecto es viable y que dispones de los conocimientos y recursos para llevarlo a cabo, la mejor manera de avanzar y aprender es haciendo.

 

Consejo

 

No malgastes todos tus esfuerzos en la planificación y actúa: “learn by doing

 

3. Problemas en el equipo

 

Saber rodearse de la gente adecuada es algo imprescindible al emprender.

Uno de los consejos que más escucharás en el mundo del emprendimiento, es que no es aconsejable emprender con familiares o amigos, ya que en los negocios es preferible dejar a un lado los sentimientos para evitar mayores problemas en un futuro.

“La velocidad de un grupo es la velocidad del más lento de sus integrantes.”

Hay que saber escoger a alguien que realmente aporte valor al proyecto, con tus mismos objetivos emprendedores, y valores como la responsabilidad, honestidad, generosidad y confianza.

Si antes de empezar ya aparecen diferencias entre los miembros del equipo, como la falta de compromiso, dedicación o comunicación, es una señal de que algo falla.

 

Consejo

 

Asóciate con alguien que conozcas bien, que tenga tu misma escala de valores y que además, aporte valor real al proyecto.

Emprender solo o acompañado

Emprender, ¿solo o acompañado? [infografía]

 

4. Falta de experiencia

 

Por muy buena que sea la idea, no puedes empezar a desarrollarla sin antes conocer bien el sector y tener un mínimo de conocimientos en gestión empresarial.

Dedicar un tiempo a formarte y conocer el mercado en el que quieres emprender es fundamental.

Para conseguir aprender y avanzar con éxito también es necesario que el proyecto te atraiga.

No te dejes llevar simplemente porque lo has visto implementado en otros países de manera exitosa o creas que es una buena oportunidad de negocio, y dejes al margen tus gustos personales.

“Es mucho mejor fracasar en algo que amas que tener éxito en algo que odias.” – George Burns

 

Consejo

 

Con la idea no es suficiente, es necesario conocer el sector y que te atraiga.

 

5. La idea no es rentable o viable

 

Por último, puede suceder que no te encuentres con ninguno de los problemas anteriores.

Pero que después de haber realizado un Modelo Canvas, plan de empresa o una breve investigación sobre la idea de proyecto, descubras que la situación actual del sector no es la más adecuada, que no sea posible obtener financiación suficiente o disponer de un margen mínimo de beneficios.

En estos casos la opción más inteligente sería dirigir tus intereses y esfuerzos hacia nuevos proyectos más prometedores.

 

Consejo

 

Aprovecha toda la experiencia adquirida para aplicarla en nuevas y mejores oportunidades de negocio.

 

En muchas ocasiones, la solución a todos estos problemas no consiste únicamente en el abandono total del proyecto, sino en pivotar, cambiar el modelo de negocio, estrategia u objetivos iniciales, aprendiendo de los errores cometidos.

 

Pero como todo en esta vida siempre hay excepciones, por lo que no hay que tomarse estos motivos y consejos al pie de la letra, y más en el mundo de la innovación y emprendimiento, donde siempre puede haber alguien que siga supuestas ‘claves de éxito’ al detalle y fracase, y otro que vaya más a lo loco consiga triunfar.

 

Resumen en forma de infografía:

Infografía: 5 motivos que te harán abandonar tu proyecto emprendedor antes de lo previsto + consejos para evitarlo

 

Y tú, ¿alguna vez te has encontrado o has conocido a alguien que haya vivido la situación de tener que abandonar una idea o proyecto antes de lanzarlo?

Si es así me gustaría que compartieras cuáles fueron los motivos, ya que podrían ser de gran utilidad a alguien que se encuentre en una situación similar. 🙂

 

Imagen portada + iconos infografía: Fotolia

Motivos que te hacen abandonar un proyecto emprendedor antes de lo previsto [con infografía]
5 (100%) 3 votos

Etiquetas

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies