El Internet de las cosas: un mundo conectado

Internet de las cosas

La innovación constante en el mundo digital y las nuevas tecnologías es algo que me fascina, cómo el Internet lo está cambiando todo, la aparición de nuevos productos, las tecnologías de las TIC o la conexión entre personas.

Estamos avanzando hacia la era del Internet de las cosas.

El concepto Internet de las cosas, fue propuesto en 1999 por Kevin Ashton, en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), donde se realizaban investigaciones en el campo de la identificación por radiofrecuencia en red y tecnologías de sensores.

En 2009, Kevin Ashton declaró en un artículo para el diario RFID titulado “Esa cosa del ‘Internet de las cosas’” que:

Las ideas y la información son importantes, pero las cosas cotidianas tienen mucho más valor. […]

Si tuviéramos ordenadores que supieran todo lo que tuvieran que saber sobre las ‘cosas’, mediante el uso de datos que ellos mismos pudieran recoger sin nuestra ayuda, nosotros podríamos monitorizar, contar y localizar todo a nuestro alrededor, de esta manera se reducirían increíblemente gastos, pérdidas y costes. Sabríamos cuando reemplazar, reparar o recuperar lo que fuera, así como conocer si su funcionamiento estuviera siendo correcto.

El Internet de las cosas tiene el potencial para cambiar el mundo tal y como hizo la revolución digital hace unas décadas. Tal vez hasta más. (Fuente: Wikipedia)

De esta declaración podemos extraer, que cuando nos referimos al Internet de las cosas, estamos hablando de un mundo donde todo está conectado. A través de sensores instalados en objetos/dispositivos (cosas) conectados a Internet, se recogen, envían y controlan, datos e información del entorno o las personas.

Se trata de una transformación tecnológica que aporta un sinfín de posibilidades y beneficios a diferentes niveles, desde mejoras en la calidad de vida de las personas, a un mejor control medioambiental, de desarrollo de infraestructuras urbanas o en la simplificación de procesos, ahorro de tiempo y reducción de costes en general.

 

Drone

Drone

 

Ejemplos del internet de las cosas

 

Estos son algunos ejemplos, que se podrían o ya se están empezando a implementar en varios sectores, como resultado de conectar las ‘cosas’ a Internet:

  • Transporte: vehículos de conducción autónoma, autoestacionamiento, sensores que detectan objetos cercanos y te avisan de una posible colisión, aviso en tiempo real de la llegada de autobuses,…
  • Agricultura: monitorizar el crecimiento de las plantas, conocer niveles de humedad o radicación para poder activar el sistema de riego,…
  • Videojuegos: ofrecer experiencias más realistas, sensores de movimiento o que detectan tu estado de ánimo para aumentar o reducir la intensidad del juego,…
  • Salud: los especialistas pueden realizar el seguimiento de forma remota, pulseras inteligentes que monitorizan nuestro estado de salud,…
  • Hogar: domótica para ahorrar consumo energético, mayor seguridad o bienestar personal, poder controlar aparatos o electrodomésticos sin necesidad de estar en la casa a través del smartphone, localizar llaves o cualquier objeto perdido,…
  • Ciudad: alumbrados inteligentes que se activan en función del tiempo y la meteorología, sensores en los contenedores de basura que detectan cuando están llenos para llevar a cabo su recogida, sensores ambientales que recogen datos de contaminación, calidad del agua,… (En este artículo Smart cities: las ciudades del futuro explico con más detalle, las características y objetivos principales de este tipo de ciudades).

 

Conectividad

Conectividad

El número de dispositivos conectados a Internet está creciendo exponencialmente, para el 2020 se estima que sean más de 50.000 millones los dispositivos conectados a la red, un promedio de 6 dispositivos por cada habitante del planeta.

Todos estos datos y ejemplos, no son más que una muestra de que el Internet de las cosas ya es una realidad.

 

Imagen destacada: Freepik I Conectividad: Freepik

El Internet de las cosas: un mundo conectado
5 (100%) 1 voto

Etiquetas

4 comentarios

  • Entonces si te contara que hoy he estado yo charlando en G+ sobre un cubo de basura que registra lo que tiras y te hace la lista de la compra, no te sorprende, a que no?
    Y quitando lo ineficaz q pueda ser si reciclas y separas envases o si no registra lo orgánico, o si el escaner se conecta a la página web del super y te trae la compra a domicilio, puede ser útil de cara a la 3 edad, cada día mas numerosa en nuestro país…ya no hay vuelta atras luego, hay q hacer rendir todos esos avances…Es lo que toca.

    • Hola Marisol!!
      Qué bueno el artículo que comentas, lo acabo de leer, y es un claro ejemplo de objeto inteligente! Interesante!!
      Aunque esto del ‘Internet de las cosas’ pueda sonar un poco a ciencia ficción, lo cierto es que no se aleja mucho de la realidad. No somos del todo conscientes de la cantidad de objetos inteligentes que ya nos rodean o utilizamos. 😉
      Buenas noches!

  • Perdón, ni he saludado. Buenas noches y hasta mañana. :*)

  • […] ya sea entre personas o entre marca-consumidor. Tal como adelantaba en el artículo sobre el Internet de las cosas, estamos avanzando hacia un mundo donde prácticamente todo estará conectado. La aparición […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies